• Sitio en búsqueda permanente de alertas

Dos jóvenes murieron por abortos clandestinos en la provincia de Buenos Aires

CABA, Argentina
Alertas Latentes
Última Actualización: 29-04-2020
20190603160036_0036687122.jpg
  • Tipo de Alerta Alertas Latentes
  • Fuente Redes feministas
  • Fecha de la alerta10-05-2019
  • Comunidad vulnerada Mujeres

Descripción

Según la información confirmada por la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir a través de un comunicado emitido y publicado por esa organización, la muerte de una joven se produjo en la localidad de Moreno, provincia de Bs. As, el 10 de mayo del 2019. También se conoció el caso de una mujer de 31 años que murió por la infección generalizada que le produjo un aborto inseguro, en el partido de Tigre en la misma provincia.

La confirmación de dos muertes por abortos clandestinos llega apenas unos días después de que el proyecto de legalización del aborto ingrese por octava vez al Congreso Nacional, sin lograr su aprobación. El año pasado obtuvo media sanción en la Cámara Baja pero fue rechazado por el Senado.

Dos jóvenes murieron por abortos clandestinos en la provincia de Buenos Aires.

Ambas intentaron interrumpir el embarazo con métodos informales que les provocó una infección generalizada. La joven de la localidad de Moreno entró a la guardia del Hospital Mariano y Luciano de la Vega, (tenía 28 años y dos hijos a cargo) con una infección uterina y una hemorragia. Siete días después, en la terapia intensiva de ese hospital provincial, murió por la infección generalizada y el shock séptico desencadenado por el procedimiento indebido. Fuentes médicas de la Red de Profesionales por el derecho a decidir y el Municipio de Moreno, a través de datos de morbi – mortalidad, confirmaron estos datos.

Como ocurre habitualmente en casos de abortos inseguros incompletos, se le practicó una histerectomía a la mujer pero fue imposible contener el cuadro infeccioso. Situación similar fue la vivida por otra joven en la localidad de Tigre.

Estas muertes suceden porque el marco legal vigente en Argentina restringe el acceso a los derechos sexuales y reproductivos. No se cuenta con información oportuna, científica y veraz ni con protocolos e intervenciones seguras y accesibles en las diferentes instituciones del sistema de salud pública. 

Esta alarmante realidad demuestra la importancia fundamental de que exista una ley de IVE en el país.

 

En relación al Consenso de Montevideo

Argentina es uno de los 38 países que aprobaron el Consenso de Montevideo. Lo cual implica que el Estado debe desplegar una serie de acciones que garanticen, promuevan y reconozcan los derechos humanos que se incluyen en este consenso.

El Consenso contiene 120 medidas prioritarias en 8 temas: 1- Integración plena de la población y su dinámica en el desarrollo sostenible con igualdad y respeto de los derechos humanos; 2- Derechos, necesidades, responsabilidades y demandas de niños, niñas, adolescentes y jóvenes; 3- Envejecimiento, protección social y desafíos socioeconómicos; 4- Acceso universal a los servicios de salud sexual y salud reproductiva; 5- Igualdad de género; 5- La migración internacional y la protección de los derechos humanos de todas las personas migrantes; 6- Desigualdad territorial, movilidad espacial y vulnerabilidad; 7- Pueblos indígenas: interculturalidad y derechos; 8- Afrodescendientes: derechos y combate al racismo y la discriminación racial.

Estos hechos contravienen el cumplimiento de las siguientes medidas: 

14. Dar prioridad a prevenir el embarazo en la adolescencia y eliminar el aborto inseguro, mediante la educación integral para la sexualidad, y el acceso oportuno y confidencial a la información, asesoramiento, tecnologías y servicios de calidad, incluida la anticoncepción oral de emergencia sin receta y los condones femeninos y masculinos;

40. Eliminar las causas prevenibles de morbilidad y mortalidad materna, incorporando en el conjunto de prestaciones integrales de los servicios de salud sexual y salud reproductiva medidas para prevenir y evitar el aborto inseguro, que incluyan la educación en salud sexual y salud reproductiva, el acceso a métodos anticonceptivos modernos y eficaces y el asesoramiento y atención integral frente al embarazo no deseado y no aceptado y, asimismo, la atención integral después del aborto, cuando se requiera, sobre la base de la estrategia de reducción de riesgo y daños;

42. Asegurar, en los casos en que el aborto es legal o está despenalizado en la legislación nacional, la existencia de servicios de aborto seguros y de calidad para las mujeres que cursan embarazos no deseados y no aceptados e instar a los demás Estados a considerar la posibilidad de modificar las leyes, normativas, estrategias y políticas públicas sobre la interrupción voluntaria del embarazo para salvaguardar la vida y la salud de mujeres y adolescentes, mejorando su calidad de vida y disminuyendo el número de abortos; 

43. Asegurar el acceso efectivo de todas las mujeres a la atención integral en salud en el proceso reproductivo, específicamente a atención obstétrica humanizada, calificada, institucional y de calidad, y a servicios óptimos de salud de la mujer durante el embarazo, parto y puerperio, así como a servicios que integren la interrupción del embarazo en los casos previstos por la ley.

Ver más

Ubicación