• Sitio en búsqueda permanente de alertas

Marcha contra la igualdad de género

Guayaquil, Ecuador
Alertas Latentes
Última Actualización: 31-08-2019
ideologia_de_género.jpeg
  • Tipo de Alerta Alertas Latentes
  • Fuente
  • Fecha de la alerta14-10-2017
  • Comunidad vulnerada Mujeres

Descripción

En octubre de 2017, grupos conservadores de Ecuador convocaron a manifestarse en contra del proyecto de Ley Orgánica Integral para prevenir y erradicar la violencia de género hacia las mujeres por entender que promueve la "ideología de género".

"Con mis hijos no te metas" era el lema que se repetía en las pancartas de los y las manifestantes, el cual fue promovido por el Frente Nacional por la Familia de Ecuador, conformado por laicos y personas de distintos credos religiosos

El Frente, que dice “promueve y defiende las dos instituciones más importantes de la sociedad: el matrimonio constituido por un hombre y una mujer, y la familia natural”, fue el organizador de la movilización en distintas ciudades, para oponerse a los conceptos de género en las posibles normativas y proyectos de ley que aún se debaten en la Asamblea Nacional. Las dos propuestas de leyes más citadas por esta agrupación son: el Código Orgánico de la Salud (COS) y el proyecto de Ley Orgánica para la Erradicación de la Violencia de Género contra las Mujeres.(Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO)

En su cuenta en facebook, el grupo “ Con mis hijos no te metas - Ecuador“, el día 24 de noviembre de 2017, subían la siguiente proclama:

“Si a la Formación. No a la Deformación.

Si a la Biología, No a la Ideología.

Si a la Verdad. No a la Mentira”.

Y agregaban la siguiente solicitud dirigida al Presidente de Ecuador:

1. Que se elimine toda terminología relacionada con #identidaddegénero, en el Proyecto de Ley Orgánica de Erradicación de la Violencia Contra la Mujer.

2. Que se #aclare expresamente que de ninguna manera las decisiones de la mujer sobre su propio cuerpo y sexualidad impliquen un #reconocimientodelaborto.

3. Que se proteja el derecho de todo ciudadano a la libertad de #creenciasreligiosas.

4. Que proteja a la mujer, y que el #enfoquedegénero que establece la presente ley sea de conformidad a la Constitución y a los Acuerdos y Tratados internacionales ratificados por el Ecuador.

5. Que dentro del Proyecto se le otorgue a la familia un rol más participativo y dinámico y en relación a las políticas públicas de educación se le confiera una participación activa a los #padresdefamilia.

6. Que se #reconozca la violencia a la niña no nacida así como al niño no nacido.

7. Que se reconozca la participación de los padres en todo lo relacionado a métodos #anticonceptivos.

8. Que se elimine la figura de confidencialidad en caso de aborto.

9. Que se prohíba la difusión y utilización, tanto de materiales impresos como digitales, referentes a la #identidaddegénero (ideología de género), en instituciones educativas dependientes del Ministerio de Educación.

10. Que se priorice en la generación de políticas públicas para fortalecer la familia y la protección de los niños, niñas y adolescentes.

11. Que se construya un ente regulador formado por padres de familia que trabaje conjuntamente con el Ministerio de Educación para que de tal forma se pueda revisar los contenidos que se incorporarán en la malla curricular.

Frente a la instalación en la opinión pública del rumor, esparcido por estos grupos, de que en los centros educativos se repartían cartillas sobre educación sexual que pretendían imponer en los niños y niñas una ideología de género, el Ministerio de Educación de Ecuador emitió un comunicado donde hizo aclaraciones al respecto.

Finalmente, a comienzos de febrero de 2018 la Ley fue promulgada, pese al veto parcial presidencial, que constó de treinta observaciones, recibido durante el proceso de su elaboración. Y pese a la presión social de estos grupos. Mientras que el Código Orgánico de Salud aún se encuentra en debate parlamentario.

En relación al Consenso de Montevideo

Ecuador es uno de los 38 países que aprobaron el Consenso de Montevideo. Lo cual implica que el Estado debe desplegar una serie de acciones que garanticen, promuevan y reconozcan los derechos humanos que se incluyen en este consenso.

El Consenso contiene 120 medidas prioritarias en 8 temas: 1- Integración plena de la población y su dinámica en el desarrollo sostenible con igualdad y respeto de los derechos humanos; 2- Derechos, necesidades, responsabilidades y demandas de niños, niñas, adolescentes y jóvenes; 3- Envejecimiento, protección social y desafíos socioeconómicos; 4- Acceso universal a los servicios de salud sexual y salud reproductiva; 5- Igualdad de género; 5- La migración internacional y la protección de los derechos humanos de todas las personas migrantes; 6- Desigualdad territorial, movilidad espacial y vulnerabilidad; 7- Pueblos indígenas: interculturalidad y derechos; 8- Afrodescendientes: derechos y combate al racismo y la discriminación racial.

Estos reclamos buscan el cumplimiento especialmente las siguientes medidas del Consenso:

11. Asegurar la efectiva implementación de programas de educación integral para la sexualidad, reconociendo la afectividad, desde la primera infancia, respetando la autonomía progresiva del niño y de la niña y las decisiones informadas de adolescentes y jóvenes sobre su sexualidad, con enfoque participativo, intercultural, de género y de derechos humanos;

33. Promover, proteger y garantizar la salud y los derechos sexuales y los derechos reproductivos para contribuir a la plena realización de las personas y a la justicia social en una sociedad libre de toda forma de discriminación y violencia; 

34. Promover políticas que contribuyan a asegurar que las personas ejerzan sus derechos sexuales, que abarcan el derecho a una sexualidad plena en condiciones seguras, así como el derecho a tomar decisiones libres, informadas, voluntarias y responsables sobre su sexualidad, con respeto de su orientación sexual e identidad de género, sin coerción, discriminación ni violencia, y garantizar el derecho a la información y a los medios necesarios para su salud sexual y salud reproductiva; 

35. Revisar la legislación, las normas y prácticas que restringen el acceso a los servicios de salud sexual y salud reproductiva, incluida la provisión de servicios integrales amigables en el caso de adolescentes y jóvenes, y asegurar el acceso a la información completa sobre todas las opciones de servicios disponibles para todas las personas sin discriminación de ningún tipo, para asegurar que se cumplan en nuestra región los más altos estándares internacionales de protección a los derechos humanos y libertades fundamentales; 

36. Desarrollar políticas y programas tendientes a erradicar la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género en el ejercicio de los derechos sexuales y su manifestación; 

37. Garantizar el acceso universal a servicios de salud sexual y salud reproductiva de calidad, tomando en consideración las necesidades específicas de hombres y mujeres, adolescentes y jóvenes, personas LGBT, personas mayores y personas con discapacidad, prestando particular atención a personas en condición de vulnerabilidad y personas que viven en zonas rurales y remotas y promoviendo la participación ciudadana en el seguimiento de los compromisos;

57. Hacer efectivas las políticas adoptadas y tomar medidas preventivas, penales, de protección y atención que contribuyan a la erradicación de todas las formas de violencia, incluida la esterilización forzada, y estigmatización contra las mujeres y las niñas en los espacios públicos y privados, en particular los asesinatos violentos de niñas y mujeres por motivos de género, asegurando el acceso efectivo y universal a los servicios fundamentales para todas las víctimas y sobrevivientes de la violencia basada en género y prestando especial atención a las mujeres en situaciones de mayor riesgo, como las mayores, embarazadas, con discapacidad, grupos culturalmente diversos, trabajadoras sexuales, que viven con VIH/SIDA, lesbianas, bisexuales, transexuales, afrodescendientes, indígenas, migrantes, que residen en las zonas de frontera, solicitantes de refugio y víctimas de trata, entre otras;

Las medidas que se mencionaron anteriormente no son exhaustivas.

Ver más

Ubicación