• Sitio en búsqueda permanente de alertas

COVID 19: Mujeres sin acceso a métodos anticonceptivos

ministerio de salud, Guatemala
Alertas Latentes
Última Actualización: 26-10-2020
GettyImages-1202707966-1024x683.jpg
  • Tipo de Alerta Alertas Latentes
  • Fuente Redes feministas
  • Fecha de la alerta20-08-2020
  • Comunidad vulnerada Mujeres

Descripción

Según la Estrategia Nacional de Planificación Familiar 2015-2020, de la Comisión Nacional de Aseguramiento de Anticonceptivos, el mayor proveedor de servicios de planificación familiar es el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) el cual abarca un 50.9% de toda la cobertura nacional. A este le sigue el sector privado con un 20%, la Asociación Pro Bienestar de la Familia (Aprofam) con un 16% y el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) con 10%.

La Aprofam, que presta servicios de salud generales sin fines de lucro, pero prioriza la salud sexual y reproductiva, también fue afectada por la pandemia del coronavirus.

Isaac Salazar, quien trabaja para Aprofam como auditor de enfermería y formaba parte de la Unidades Móviles, un proyecto que brindaba salud sexual y reproductiva a bajo costo o de manera gratuita a pobladores de todos los departamentos de Guatemala, cuenta que el servicio dejó de funcionar con la llegada de la pandemia.

El proyecto de unidades móviles empezó en 1977 y en los últimos años Aprofam contaba con cinco. Estas llegaban a comunidades lejanas que tienen poco acceso a servicios de salud sexual y reproductiva.  Cada una contaba con un ginecólogo, un médico general, tres enfermeros, un piloto y un promotor. Estas ofrecían métodos anticonceptivos como dispositivos intrauterinos (DIU), implantes subdérmicos, laparoscopias y vasectomías.

Mirna Montenegro, directora del Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva (OSAR), señala que hasta el momento no existe alguna propuesta a corto plazo de parte del MSPAS para facilitar la entrega de métodos anticonceptivos en medio de la pandemia.

Haciendo referencia a números concretos, de enero a junio de este año 2020, el MSPAS practicó 602 esterilizaciones en mujeres, mientras que durante todo el 2019 realizó 2,936, según datos obtenidos por Agencia Ocote. Eso significa que durante el primer semestre del 2020 el MSPAS practicó un 41% de los procedimientos que realizó en el mismo período del año pasado.

En relación al Consenso de Montevideo

En relación a las medidas del Consenso, se contravienen las siguientes: 

12. Implementar programas de salud sexual y salud reproductiva integrales, oportunos y de calidad para adolescentes y jóvenes, que incluyan servicios de salud sexual y salud reproductiva amigables, con perspectiva de género, derechos humanos, intergeneracional e intercultural, y que garanticen el acceso a métodos anticonceptivos modernos, seguros y eficaces, respetando el principio de confidencialidad y privacidad, para que adolescentes y jóvenes ejerzan sus derechos sexuales y derechos reproductivos, tengan una vida sexual responsable, placentera y saludable, eviten los embarazos tempranos y los no deseados, la transmisión del VIH y otras infecciones de transmisión sexual; y tomen decisiones libres, informadas y responsables con relación a su vida sexual y reproductiva y al ejercicio de su orientación sexual;

15. Diseñar estrategias intersectoriales dirigidas a ayudar a las mujeres a prevenir el embarazo subsiguiente en la adolescencia, incluida la atención prenatal, del parto y posparto, el acceso a métodos anticonceptivos, a las acciones de protección y asistencia y a la justicia;

40. Eliminar las causas prevenibles de morbilidad y mortalidad materna, incorporando en el conjunto de prestaciones integrales de los servicios de salud sexual y salud reproductiva medidas para prevenir y evitar el aborto inseguro, que incluyan la educación en salud sexual y salud reproductiva, el acceso a métodos anticonceptivos modernos y eficaces y el asesoramiento y atención integral frente al embarazo no deseado y no aceptado y, asimismo, la atención integral después del aborto, cuando se requiera, sobre la base de la estrategia de reducción de riesgo y daños; 

44. Garantizar el acceso efectivo a una amplia gama de métodos anticonceptivos modernos, basados en evidencia científica con pertinencia cultural, incluyendo la anticoncepción oral de emergencia;

Ver más

Ubicación