• Sitio en búsqueda permanente de alertas

Ministerio de Educación y Ciencias prohíbe la enseñanza de lo que entienden como ideología de género

Asunción, Paraguay
Alertas Latentes
Última Actualización: 29-11-2018
paraguay-rechaza-ideologia-genero-20171011154542.jpg
  • Tipo de Alerta Alertas Latentes
  • Fuente http://www.cde.org.py
  • Fecha de la alerta05-10-2017

Descripción

En octubre de 2017, empezaron a circular por redes sociales materiales falsos que fueron atribuidos al Ministerio de Educación y Ciencias (MEC). Pese a que el MEC rápidamente desmintió que esos materiales fueran materiales oficiales, se instaló la polémica en torno a la ideología de género en la educación. La diputada conservadora Olga Ferreira de López convocó a una audiencia pública al Ministro de Educación, Enrique Riera, a fin de que diera explicaciones sobre la presencia (o no) de materiales que contuvieran ideología de género.

La Iglesia Católica pidió amplia participación a las instituciones educativas religiosas. Organizaciones anti-género que se presentan como laicas e independientes de las iglesias también participaron activamente. El Ministro de Educación, Enrique Riera,  asistió a la audiencia y aseguró que “quemaría los libros en la plaza pública si contuvieran ideología de género..

Al día siguiente, el Ministro emitió la Resolución 29.664 “Por la cual se prohíbe la difusión y la utilización de materiales impresos como digitales, referentes a la teoría y/o ideología de género, en instituciones educativas dependientes del Ministerio de Educación y Ciencias”. La Resolución no define lo que entiende como ideología de género y utiliza ideología de género y teoría de género como si fueran intercambiables y prohíbe ambas. La Resolución conformó una comisión de revisión de los materiales con el fin de determinar o no la existencia de materiales con “ideología y/o teoría de género”, lo que evidencia que la determinación se tomó sin siquiera comprender a cabalidad lo que se estaba prohibiendo.

Esta decisión ocurrió unas semanas antes del examen de Paraguay ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Comité CEDAW). Esta resolución y los retrocesos en igualdad de género fueron aspectos centrales del diálogo constructivo entre el Estado y el Comité. En sus observaciones finales, el Comité señaló que:

“Está preocupado por los movimientos antigénero que tratan de excluir las referencias a las cuestiones de género del discurso político, educativo y social en el Estado parte. También le preocupa la prohibición impuesta por el Ministerio de Educación y Ciencias contra la difusión y el uso de material educativo que haga referencia a “la teoría de género” o la “ideología de género”, con arreglo a la resolución núm. 29664 del Ministerio, y la ausencia total del término “género” en la Ley sobre la protección integral de las mujeres contra toda forma de violencia…El Comité considera que el Estado parte se enfrenta a una respuesta negativa con respecto a los derechos de la mujer en la legislación y en la vida política y cotidiana que puede socavar los logros alcanzados durante los últimos años en la promoción de la igualdad de género”.

Recomendó la derogación de la mencionada resolución y la capacitación al funcionariado estatal en materia de género.

 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Por su lado, el 15 de diciembre de 2017, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestó su preocupación por la decisión del Ministerio de Educación y Ciencias de Paraguay (MEC) de prohibir la difusión y utilización de materiales referentes a la “teoría y/o ideología de género”. Esta medida supone un retroceso para los derechos de las mujeres, de las personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas y de los niñas y niños a recibir una educación libre de estereotipos basados en ideas de inferioridad o de subordinación. Ver aquí.

Asimismo, durante el 167° período de Sesiones de la CIDH, Realizada el 26 de febrero de 2018, Paraguay responde a las interrogantes realizadas desde la CIDH. El Estado paraguayo explicó sus políticas sobre género y diversidad sexual, en una audiencia pública convocada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), durante su 167 Periodo de Sesiones.

La audiencia, convocada por iniciativa de la CIDH, contó con la intervención de Paraguay, y con la participación de Amnistía Internacional y el grupo Aireana, que defiende los derechos de las lesbianas, ambas organizaciones como representantes de la sociedad civil. Ver aquí

 

Contexto regional en relación a la “Ideología de Género”

El discurso de la “ideología de género” fue instalado por grupos anti-derechos con el objetivo de crear “pánico social” con relación a la perspectiva de género. Este esfuerzo se ha visto desplegado en Latinoamérica con más fuerza en los últimos tres años. Uno de los casos de mayor éxito fue el caso colombiano, donde a finales del 2016 y antes del plebiscito sobre el acuerdo de paz, éstos instalaron una polémica con relación a supuestas cartillas educativas del Ministerio de Educación que pese a ser manuales elaborados por organizaciones de la sociedad civil y no haber sido adoptados oficialmente por el Ministerio de Educación, fueron presentados como tales con el fin de instalar que se haría obligatoria la enseñanza sobre orientación sexual en las escuelas. Pese a las aclaraciones oficiales, la polémica quedó instalada. Poco tiempo después, en la campaña por el plebiscito sobre el acuerdo de paz en Colombia, los grupos anti-derechos llamaron a votar por el No, asegurando entre otras cosas, que el acuerdo tenía contenidos de ideología de género. El acuerdo de paz fue rechazado y se considera que uno de los temas de peso fue el de la ideología de género.

Otra importante campaña fue “Con mis hijos no te metas” en Perú, que inició una acción contra el Ministerio de Educación por la currícula escolar, sosteniendo que “promovía la ideología de género” y que por detrás se trataba de reemplazar el rol de los padres en la decisión de los hijos y la imposición como “normal” de la identidad de género que los organizadores consideraban “una enfermedad”. Este movimiento pretendía presentarse como ciudadano, pero se ha comprobado las vinculaciones de sus líderes y la financiación con Iglesias católicas y evangélicas. El Ministerio de Educación respondió que el currículo escolar no pretende enseñar homosexualidad, pero sí hablar de la homofobia y la violencia. Pese a las protestas, el Ministerio de Educación mantuvo el currículo educativo con los contenidos de igualdad de género.

Otro país que ha sufrido campaña anti-género es Brasil, que desde hace unos años tiene una bancada evangélica. Luego de la crisis que derivó en la destitución de la Presidenta Dilma Rouseff, grupos extremistas de derecha con influencia católica y evangélica han fortalecido una campaña de odio y violencia, no sólo contra las personas LGTBI sino contra las mujeres. La filósofa feminista Judith Butler visitó el país y fue acosada y violentada por grupos que la llamaban “bruja” y pedían que sea “quemada”.

En relación al Consenso de Montevideo

Paraguay es uno de los 38 países que aprobaron el Consenso de Montevideo. Lo cual implica que el Estado debe desplegar una serie de acciones que garanticen, promuevan y reconozcan los derechos humanos que se incluyen en este consenso.

El Consenso contiene 120 medidas prioritarias en 8 temas: 1- Integración plena de la población y su dinámica en el desarrollo sostenible con igualdad y respeto de los derechos humanos; 2- Derechos, necesidades, responsabilidades y demandas de niños, niñas, adolescentes y jóvenes; 3- Envejecimiento, protección social y desafíos socioeconómicos; 4- Acceso universal a los servicios de salud sexual y salud reproductiva; 5- Igualdad de género; 5- La migración internacional y la protección de los derechos humanos de todas las personas migrantes; 6- Desigualdad territorial, movilidad espacial y vulnerabilidad; 7- Pueblos indígenas: interculturalidad y derechos; 8- Afrodescendientes: derechos y combate al racismo y la discriminación racial.

Este caso contraviene las siguientes medidas del Conseso:

11. Asegurar la efectiva implementación de programas de educación integral para la sexualidad, reconociendo la afectividad, desde la primera infancia, respetando la autonomía progresiva del niño y de la niña y las decisiones informadas de adolescentes y jóvenes sobre su sexualidad, con enfoque participativo, intercultural, de género y de derechos humanos;

14. Dar prioridad a prevenir el embarazo en la adolescencia y eliminar el aborto inseguro, mediante la educación integral para la sexualidad, y el acceso oportuno y confidencial a la información, asesoramiento, tecnologías y servicios de calidad, incluida la anticoncepción oral de emergencia sin receta y los condones femeninos y masculinos;

16. Garantizar a niños, niñas, adolescentes y jóvenes las oportunidades y capacidades para una sana convivencia y una vida libre de violencia, mediante estrategias intersectoriales que incluyan actuar sobre los determinantes que dificultan la convivencia y promueven la violencia, que brinden una formación que promueva la tolerancia y el aprecio por las diferencias, el respeto mutuo y de los derechos humanos, la resolución de conflictos y la paz desde la primera infancia, y aseguren la protección y el acceso oportuno a la justicia de las víctimas y la reparación del daño.

Ver más

Ubicación