• Sitio en búsqueda permanente de alertas
Caso Emblemático
Última Actualización: 20-12-2018
Esperancita.jpeg
  • Tipo de Alerta Caso Emblemático
  • Fuente Colectiva Mujer y Salud
  • Fecha de la alerta21-06-2018

Descripción

Esperancita es el nombre público que le dan al caso de Rosaura Almonte. Una adolescente que en 2012 le diagnosticaron leucemia y en el mismo momento se entera que cursa un embarazo de siete semanas.

Esto implico que el equipo médico resolviera que, debido al embarazo no recibiera el tratamiento necesario para combatir la leucemia ya que esto afectaría el embarazo.

Lo antes dicho es consecuencia de que Domincana el aborto está absolutamente prohibido bajo cualquier condición.

La adolescente falleció a los dieciséis años y se tornó en un caso emblemático en República Dominicana.

Esperancita acudió al Centro de Salud del Seguro de los Maestros (Semma) con dolor abdominal y fiebre, en palabras de su madre: “Ellos (los médicos) sabían que eso (el embarazo) no iba a ningún lado. Me pregunto dónde estaban los derechos humanos de mi hija. Su vida no valía”. Por eso, Women’s Link Worldwide y la organización local Colectiva Mujer y Salud llevaron a cabo varias acciones judiciales contra el Estado dominicano, el hospital y los médicos que trataron a la joven.

En agosto de 2017, a cinco años de la muerte de Esperancita, la querella interpuesta contra médicos del Hospital Docente Semma por la madre de la adolescente no ha sido archivada ni enviado a un juez. Por esa razón, se acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para que sean aclaradas las condiciones en la que murió su hija y la justicia dominicana responda.

El caso de Esperancita, es una evidencia más de las fallas del Estado Dominicano en brindarle garantías a un tratamiento integral de salud a las mujeres, de su omisión en garantizarles un derecho tan básico como el derecho a la salud. Pero también evidencia fallas en un sistema judicial que a más de cinco años de este caso, no ha dado respuestas a la familia de la adolescente.


Si bien en República Dominicana, en 2014 se aprobó en el nuevo Código Penal la interrupción del embarazo bajo tres supuestos: malformación fetal, salud de la mujer y violación, después de unas observaciones del presidente del país, Danilo Medina, para que se contemplaran esas circunstancias, el Tribunal Constitucional dominicano emitió en 2015 una sentencia por la que declaraba inconstitucional todo el nuevo Código Penal y regresaba a la versión de 1884, después de que se presentaran tres demandas por parte de organizaciones opuestas al aborto. Esta situación significa un revés para los derechos de las mujeres dominicanas.

Actualmente en República Dominicana, se lleva adelante una campaña muy fuerte a favor de la legalización del aborto bajo las tres condiciones, denominada #VoyaFavor

La CIDH da curso a la petición

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos le trasladó (diciembre de 2018) al Estado dominicano la petición que en agosto de 2017 había hecho Rosa Hernández, madre de Esperancita, en la que le solicitó al organismo que interceda para que la justicia dominicana investigue los hechos que rodearon la muerte de su hija, establezca las responsabilidades correspondientes e implemente los correctivos necesarios para asegurar que las mujeres embarazadas no mueran por falta de tratamientos médicos oportunos y adecuados, incluido el aborto cuando se requiere para salvaguardar su salud o su vida.

En relación al Consenso de Montevideo

Ver más

Ubicación